(477) 299 20 52 | (477) 262 88 89

El Futuro de la Empresa Instaladora

Las respuestas proporcionadas por los expertos apuntan a un futuro del sector en el que las empresas deberán operar considerando un gran número de cambios.

Por un lado, se sugieren factores con una alta probabilidad de ocurrencia y que aquí denominamos “certezas”, y por otro, unas “tendencias subyacentes” con una probabilidad menor, pero con un alto impacto sobre el sector.

Esta distinción es importante en la planificación estratégica de las empresas del sector, ya que advierte sobre cómo será el futuro, y cómo puede ser el futuro.

Los datos del estudio sugieren un consenso considerable sobre qué aspectos sociales, tecnológicos, políticos y sectoriales conformarán el futuro.

En esencia, las certezas sobre el futuro del sector, en lo que respecta a su dimensión social, lo dibujan como un mercado polarizado, que valora la eficiencia y los costes en toda la cadena de suministro y con una red social amplia que tendrá un impacto directo en los patrones de consumo.

Sobre la dimensión tecnológica, destaca la alta conectividad en las distintas facetas de la vida cotidiana dirigida al control, cada vez más sofisticado de la cantidad y tipo de consumo energético.

Sobre el entorno político-económico, el estudio sugiere una creciente regulación dirigida hacia la autorresponsabilidad, la liberación de servicios para promover la competitividad empresarial y el estímulo de las energías renovables que limiten el impacto de la dependencia energética y los altos costes de la energía.

Propiamente en el sector, el descenso de obra nueva impulsará la demanda en mantenimientos y negocios recurrentes. El cierre de empresas propiciará un entorno competitivo con más autoempleo y economía sumergida, asimismo, obligará a las empresas a incrementar la iniciativa en la actividad comercial.

Fuente:

Informe Telematel expertise sobre el futuro de la empresa instaladora

Estudio de prospectiva sectorial 2013-2018

Deja un comentario